Mites vivents (MV4). José Toxeiro Díaz i la prespituación

“En cuanto entraron, el saludo… ya amoroso, porque ya era…ya había confianza de antes de esos días. No fue que no tuve que hacer ninguna…ningún sacrifisio…ningún exceso…que se ponían voluntarias, a darle cualquier cosa, cualquier palabra amorosa.

Entonces… voy a hacer el amor con una, pero que eran voluntarias ehh… no había problema, pero naturalmente yo les pagaba por eso ehh, sin ser una cifra de dinero excesivo eh, yo les pagaba una cosa corriente, normal.

Y eeeraaa cuando ellas teníiiiian ese interéeees… en ir a cama… porque una quedaba libre así, en complot, pa revolver, buscando dinero.

ME ECHARON DROJA! EN EL COLACAO! Que yo noté que durmiera muchas horas, imposible que duermo muy pocas horas! nunca dormí más! Con fotografías de ellas, y había muchas más fotografías que estaban en el cajón de la mesilla de noche, mucha más habíiiia, porque yo tenía fotografías de todas las formas, en varios sitios.

Todavía que sepa yo no fue interrogada, ni apareció, según, los anuncios de la prensa, la primera que apareció fue la delgadita pelo largo, la segunda una rubia de 32 años,…. Pelo largo 26.

Eran prestiputas, buscando domicilios, para hacer la prepituación, y no por prepituación, si no POR ROBAR! Mientras que una da el placer de prespituación, la otra anda buscando objetos que le sirvan, dinero mucho mejor.”

Transcripció robada del bloc del Christian.

Comparteix a:
Entrada publicada a OK. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *